Receta de pasteles de Belem: delicioso postre de Portugal

Receta de pasteles de Belem: delicioso postre de Portugal

Los pasteles de Belem, también conocidos como pasteles de nata, son uno de los postres más populares de Portugal. Su deliciosa combinación de hojaldre crujiente y relleno de crema de huevo caramelizada los convierte en una verdadera delicia para el paladar. Aunque su origen se remonta al siglo XIX, los pasteles de Belem han conquistado el mundo entero y se han convertido en un símbolo de la repostería portuguesa.

En este artículo, te brindaremos la receta tradicional de los pasteles de Belem para que puedas disfrutar de este exquisito postre en la comodidad de tu hogar. También te contaremos un poco más sobre su historia y te daremos algunos consejos para que puedas prepararlos de la mejor manera.

Historia de los pasteles de Belem

Los pasteles de Belem tienen su origen en el siglo XIX, en el famoso barrio de Belem en Lisboa, Portugal. Según la historia, la receta de estos exquisitos pasteles fue creada por monjas del convento de Jerónimos, que buscaban una manera de aprovechar las yemas de huevo sobrantes de la preparación de clara de huevo utilizada para engomar la ropa de los nobles. Estas monjas comenzaron a vender los pasteles a los transeúntes y rápidamente se volvieron muy populares.

En 1837, el negocio fue adquirido por un hombre llamado Domingos Rafael Alves, quien mantuvo la receta en secreto y cambió el nombre de los pasteles a «pasteles de Belem» para distinguirlos de otros pasteles similares. Desde entonces, los pasteles de Belem han sido un éxito rotundo, atrayendo a turistas de todo el mundo que visitan Portugal para probar esta delicia.

Ingredientes para la preparación de pasteles de Belem

Antes de comenzar a preparar los pasteles de Belem, es importante contar con todos los ingredientes necesarios. A continuación, te indicamos los ingredientes que necesitarás para esta receta:

– 500 gramos de masa de hojaldre
– 200 gramos de azúcar
– 100 ml de agua
– 60 gramos de harina de trigo
– 500 ml de leche
– 6 yemas de huevo
– 1 ramita de canela
– Cáscara de limón
– Mantequilla y harina (para engrasar los moldes)
– Azúcar glass y canela en polvo (opcional, para espolvorear)

Con estos ingredientes, estarás listo para comenzar la preparación de los pasteles de Belem.

Preparación de los pasteles de Belem

Una vez que tengas todos los ingredientes a la mano, podrás comenzar con la preparación de los pasteles de Belem. Sigue los siguientes pasos para obtener un resultado delicioso:

Paso 1: Extiende la masa de hojaldre

Comienza por extender la masa de hojaldre con la ayuda de un rodillo, hasta que tenga un grosor de aproximadamente 2 mm. Luego, corta la masa en cuadrados de unos 10 cm de lado y colócalos en moldes individuales previamente engrasados con mantequilla y espolvoreados con harina.

Paso 2: Prepara la crema de relleno

En una cacerola, combina el azúcar, la harina, la leche, las yemas de huevo, la ramita de canela y la cáscara de limón. Lleva la mezcla a fuego medio y cocina removiendo constantemente, hasta que la crema espese. Deja enfriar la crema.

Paso 3: Rellena los moldes

Cuando la crema esté fría, viértela en los moldes con la masa de hojaldre, llenándolos hasta 2/3 de su capacidad. Luego, hornea los pasteles en un horno precalentado a 220°C durante aproximadamente 15 minutos, o hasta que estén dorados y la crema esté ligeramente quemada en la superficie.

Paso 4: Espolvorea con azúcar y canela

Una vez que los pasteles estén listos, déjalos enfriar y espolvoréalos con azúcar glass y canela en polvo si así lo deseas. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de los deliciosos pasteles de Belem.

Consejos para la preparación de pasteles de Belem

Aunque la receta de los pasteles de Belem es relativamente sencilla, existen algunos consejos que pueden ayudarte a conseguir un resultado perfecto. Sigue estos consejos para preparar los pasteles de Belem como un verdadero experto:

1. Utiliza masa de hojaldre de buena calidad para obtener un resultado más crujiente y sabroso.

2. Vigila la crema de relleno mientras la cocinas, para evitar que se formen grumos y que la crema se queme en el fondo de la cacerola.

3. No llenes los moldes hasta el borde, ya que la crema tiende a expandirse durante la cocción y podrían desbordarse.

4. Deja que los pasteles de Belem se enfríen completamente antes de servirlos, para que la crema se asiente y el hojaldre se mantenga crujiente.

Siguiendo estos consejos, podrás preparar los pasteles de Belem de manera efectiva y obtener un resultado delicioso que impresionará a tus invitados.

Variantes de la receta de pasteles de Belem

Si bien la receta tradicional de los pasteles de Belem es exquisita por sí sola, existen algunas variantes que puedes probar para darle un toque especial a este delicioso postre. Algunas posibles variaciones incluyen:

– Añadir una pizca de canela o vainilla a la crema de relleno para darle un sabor extra.
– Sustituir la cáscara de limón por cáscara de naranja para un aroma distinto.
– Experimentar con diferentes formas de presentación, como en forma de tartaletas o en moldes para magdalenas.

Siéntete libre de experimentar con la receta de los pasteles de Belem y adaptarla a tus gustos personales. ¡La creatividad en la cocina siempre es bienvenida!

Disfruta de los pasteles de Belem en casa

Los pasteles de Belem son un verdadero tesoro de la repostería portuguesa y, gracias a esta receta, ahora tienes la posibilidad de disfrutar de ellos en la comodidad de tu hogar. Elaborar estos exquisitos pasteles no solo te permitirá sorprender a tus seres queridos con un postre delicioso, sino que también te permitirá sumergirte en la rica tradición culinaria de Portugal.

No dudes en seguir esta receta paso a paso y experimentar con las variantes que te proponemos. ¡Seguramente, te convertirás en un fanático de los pasteles de Belem! ¡Buen provecho!

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario