Judías verdes: cómo cocerlas y 2 recetas

Judías verdes: cómo cocerlas y 2 recetas

Las judías verdes, también conocidas como vainitas o ejotes, son un vegetal muy versátil y nutritivo que se puede integrar en una gran variedad de recetas. Ya sea como guarnición, en ensaladas o como parte de un plato principal, las judías verdes aportan un toque de frescura y sabor a cualquier comida. En este artículo, te enseñaremos cómo cocerlas adecuadamente para mantener su color vibrante y textura crujiente, además de dos recetas deliciosas para que puedas disfrutar de este ingrediente de diferentes maneras.

Cómo cocer judías verdes

Cocer las judías verdes de manera adecuada es fundamental para mantener su sabor y textura. Aquí te mostramos cómo hacerlo correctamente:

1. Preparación

Antes de cocer las judías verdes, es importante lavarlas bajo agua fría para eliminar cualquier residuo de tierra u otras impurezas. Luego, corta los extremos de las judías verdes para quitarles las puntas y asegurarte de que estén en buenas condiciones. Si las judías verdes son muy largas, también puedes cortarlas por la mitad para que sean más fáciles de comer.

2. Cocción

El método más común y sencillo para cocer judías verdes es hervirlas en agua. Hierve una olla con agua y añade sal al gusto. Cuando el agua esté hirviendo, agrega las judías verdes y deja cocinar durante 3-5 minutos, dependiendo de qué tan crujientes te gusten. Es importante no cocinarlas demasiado, ya que perderían su color y textura. Una forma de saber si están listas es probando una judía verde para asegurarte de que esté tierna pero aún con un poco de firmeza.

3. Enfriamiento

Una vez que las judías verdes estén cocidas, es importante detener el proceso de cocción rápidamente. Para hacerlo, escúrrelas y colócalas en un recipiente con agua y hielo, o enjuágalas con agua fría. Este paso ayuda a que las judías verdes mantengan su color verde brillante y su textura crujiente.

Receta 1: Ensalada de judías verdes con almendras

Esta ensalada es una opción deliciosa y saludable para disfrutar las judías verdes. Combina la frescura de las judías verdes con la crocancia de las almendras para crear un plato ligero y lleno de sabor.

Ingredientes:

– 500g de judías verdes
– 1/2 taza de almendras fileteadas
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 cucharada de vinagre balsámico
– Sal y pimienta al gusto

Preparación:

1. Cocina las judías verdes siguiendo el método mencionado previamente. Luego, enfríalas con agua fría y escúrrelas.
2. Tuesta las almendras fileteadas en una sartén sin aceite hasta que estén doradas.
3. En un tazón, mezcla las judías verdes con las almendras tostadas. Agrega el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la sal y la pimienta, y mezcla bien todos los ingredientes.
4. Deja reposar la ensalada en el refrigerador durante al menos 1 hora antes de servir para que los sabores se mezclen.

Esta ensalada es perfecta como acompañamiento para carnes a la parrilla o como plato principal para una comida ligera y fresca.

Receta 2: Judías verdes salteadas con ajo y limón

Esta receta es una forma rápida y deliciosa de disfrutar las judías verdes. El ajo y el limón agregan un toque de acidez y sabor que realza la frescura de las judías verdes.

Ingredientes:

– 500g de judías verdes
– 3 dientes de ajo picados
– Zumo de medio limón
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– Sal y pimienta al gusto

Preparación:

1. Lava y corta las judías verdes siguiendo los pasos mencionados anteriormente.
2. Calienta el aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Agrega el ajo picado y saltea hasta que esté dorado.
3. Añade las judías verdes a la sartén y cocina durante 5-7 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén tiernas pero aún crujientes.
4. Exprime el zumo de limón sobre las judías verdes y revuelve para mezclar. Agrega sal y pimienta al gusto.
5. Sirve las judías verdes salteadas como guarnición o como plato principal, acompañadas de arroz o quinoa.

Esta receta es perfecta para una comida rápida entre semana o como acompañamiento para una cena especial.

Beneficios de consumir judías verdes

Las judías verdes no solo son deliciosas, también aportan una gran cantidad de nutrientes y beneficios para la salud. Aquí te mostramos algunas razones por las cuales deberías incluirlas en tu dieta:

1. Alto contenido en nutrientes

Las judías verdes son una excelente fuente de vitaminas A, C y K, así como de minerales como el calcio, el hierro y el magnesio. Estos nutrientes son esenciales para la salud ósea, la función inmunológica y la salud del corazón.

2. Bajo en calorías

Las judías verdes son un alimento de bajo contenido calórico, lo que las hace ideales para aquellos que buscan mantener un peso saludable. Además, su alto contenido de fibra ayuda a mantener la sensación de saciedad durante más tiempo.

3. Beneficios para la digestión

La fibra presente en las judías verdes ayuda a mantener un sistema digestivo saludable, promoviendo la regularidad intestinal y previniendo el estreñimiento.

Conclusión

Las judías verdes son un vegetal versátil, delicioso y nutritivo que puede ser cocinado de muchas formas diferentes. Esperamos que estas recetas y consejos te ayuden a disfrutar de las judías verdes de nuevas y deliciosas formas, mientras aprovechas todos sus beneficios para la salud. ¡Anímate a incluir las judías verdes en tu dieta y experimenta con nuevas recetas para disfrutar de este maravilloso alimento!

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario