Cómo quitar el esmalte permanente de uñas en casa y sin químicos

¿Cómo quitar el esmalte permanente de uñas en casa y sin químicos?

Introducción

El esmalte permanente se ha convertido en una tendencia popular en el mundo de la belleza, ya que dura mucho más tiempo en las uñas que el esmalte regular. Sin embargo, su eliminación puede resultar complicada y a menudo requiere productos químicos fuertes que pueden dañar las uñas y la piel circundante. Afortunadamente, existen métodos naturales y efectivos para eliminar el esmalte permanente en casa, sin recurrir a químicos agresivos. En este artículo, te mostraremos cómo quitar el esmalte permanente de uñas de manera segura y sin dañar tus uñas.

1. Remojo en acetona natural

El método más común y efectivo para quitar el esmalte permanente en casa es mediante el remojo en acetona natural. A diferencia de la acetona convencional, la acetona natural es menos agresiva y menos dañina para las uñas. Para realizar este proceso, necesitarás los siguientes materiales:

– Palitos de naranjo o removedor de cutículas
– Bolas de algodón
– Papel de aluminio
– Aceite de oliva o aceite de ricino

Sigue estos pasos para quitar el esmalte permanente utilizando el remojo en acetona natural:

1. Limar suavemente la capa superior del esmalte permanente con una lima de uñas. Esto ayudará a que la acetona penetre más fácilmente.
2. Satura una bola de algodón con acetona natural y colócala sobre la uña.
3. Envuelve la uña con papel de aluminio para mantener la bola de algodón en su lugar.
4. Repite este proceso en todas las uñas.
5. Deja que el algodón empapado en acetona repose en las uñas durante aproximadamente 10 a 15 minutos.
6. Retira el papel de aluminio y el algodón. El esmalte permanente debería desprenderse fácilmente.
7. Si aún queda algún residuo, utiliza un palito de naranjo o removedor de cutículas para eliminarlo suavemente.
8. Lava tus manos con agua tibia y jabón.
9. Aplica aceite de oliva o aceite de ricino en tus uñas para hidratarlas y nutrirlas después del proceso de eliminación.

2. Exfoliación con limón y azúcar

La exfoliación con limón y azúcar es otro método efectivo y completamente natural para eliminar el esmalte permanente de las uñas. Además de eliminar el esmalte, esta mezcla también ayudará a eliminar las impurezas y suavizará tus uñas. Los materiales necesarios para este método son:

– Jugo de limón fresco
– Azúcar blanca

Sigue estos pasos para realizar la exfoliación con limón y azúcar:

1. Mezcla en un tazón pequeño una cucharada de azúcar blanca con suficiente jugo de limón fresco como para formar una pasta espesa.
2. Aplica la mezcla sobre las uñas y frota suavemente con movimientos circulares durante unos minutos.
3. Deja que la mezcla repose sobre las uñas durante otros 5 minutos.
4. Lava tus manos con agua tibia y jabón para eliminar cualquier residuo de azúcar o limón.
5. Aplica crema hidratante en tus uñas para mantenerlas nutridas y saludables.

Este método también es muy fácil y rápido de realizar, y no dañará tus uñas.

3. Remojo en alcohol isopropílico

Si no tienes acetona natural a mano, el alcohol isopropílico es una excelente alternativa para quitar el esmalte permanente. Sin embargo, debes tener precaución al usar este método, ya que puede resecar tus uñas y piel si se utiliza con demasiada frecuencia. Para llevar a cabo el remojo en alcohol isopropílico, necesitarás:

– Palitos de naranjo o removedor de cutículas
– Bolas de algodón
– Papel de aluminio
– Aceite de oliva o aceite de ricino

Sigue estos pasos para quitar el esmalte permanente utilizando el remojo en alcohol isopropílico:

1. Limar suavemente la capa superior del esmalte permanente.
2. Satura una bola de algodón con alcohol isopropílico y colócala sobre la uña.
3. Envuelve la uña con papel de aluminio para mantener la bola de algodón en su lugar.
4. Repite este proceso en todas las uñas.
5. Deja que el algodón empapado en alcohol repose en las uñas durante aproximadamente 10 a 15 minutos.
6. Retira el papel de aluminio y el algodón. El esmalte permanente debería desprenderse fácilmente.
7. Usa un palito de naranjo o removedor de cutículas para eliminar cualquier residuo restante.
8. Lava tus manos con agua tibia y jabón.
9. Aplica aceite de oliva o aceite de ricino en tus uñas para hidratarlas después del proceso de eliminación.

Conclusión

Quitar el esmalte permanente de uñas en casa sin químicos puede ser un proceso simple y efectivo si se utilizan los métodos adecuados. Tanto si optas por el remojo en acetona natural, la exfoliación con limón y azúcar, o el remojo en alcohol isopropílico, es importante tener paciencia y cuidar tus uñas durante el proceso. Recuerda siempre utilizar aceites hidratantes después de quitar el esmalte para mantener tus uñas saludables y fuertes.

Ponte manos a la obra y disfruta de uñas limpias y libres de esmalte permanente sin dañar tu salud ni tus uñas.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario