Cómo aplicar correctamente base de maquillaje

Cómo aplicar correctamente base de maquillaje

La base de maquillaje es uno de los productos más importantes en la rutina de maquillaje, ya que ayuda a unificar el tono de la piel, cubrir imperfecciones y crear una base perfecta para el resto del maquillaje. Sin embargo, aplicar la base correctamente puede ser todo un desafío, ya que una mala aplicación puede dejar la piel con un aspecto poco natural o hacer que el maquillaje luzca pesado. A continuación, te daremos algunos consejos para aplicar correctamente la base de maquillaje y lograr un acabado impecable.

Preparación de la piel

Antes de aplicar la base de maquillaje, es importante preparar la piel adecuadamente para asegurar que el maquillaje se vea lo más natural posible. Primero, debes limpiar y tonificar la piel para eliminar cualquier residuo de maquillaje, suciedad o aceite. Luego, aplica tu crema hidratante habitual para mantener la piel hidratada y suave.

Si tu piel tiende a ser grasa, puedes optar por una crema hidratante de textura ligera o un primer matificante para controlar el exceso de brillo. Por otro lado, si tu piel tiende a ser seca, es recomendable utilizar una crema hidratante más intensa para asegurarte de que la base no se adhiera a las zonas secas.

Elección de la base adecuada

La elección de la base de maquillaje es crucial para lograr un acabado perfecto. Debes encontrar una base que se adapte a tu tipo de piel y que tenga el tono correcto para tu complexión. Cuando pruebes la base, asegúrate de aplicarla en la mandíbula y difuminarla hacia el cuello para comprobar que se funda perfectamente con tu piel. Es importante que la base se vea natural y que no deje líneas visibles.

Además, ten en cuenta la cobertura que necesitas. Si tienes la piel con muchas imperfecciones, puedes optar por una base de alta cobertura, mientras que si tu piel es más uniforme, una base ligera o de media cobertura será suficiente.

Aplicación de la base

Una vez que has preparado tu piel y elegido la base adecuada, es hora de aplicarla. Puedes utilizar una brocha, una esponja o tus dedos para aplicar la base, dependiendo de tus preferencias. Comienza aplicando una pequeña cantidad de base en el centro del rostro y difumina hacia afuera, prestando especial atención a las zonas donde necesitas más cobertura, como alrededor de la nariz, en la frente y en las mejillas.

Es importante difuminar bien la base para evitar que queden líneas o marcas visibles. Si utilizas una brocha o una esponja, asegúrate de difuminar la base con movimientos suaves y circulares para obtener un acabado uniforme. Si prefieres utilizar tus dedos, asegúrate de hacerlo con las manos limpias para evitar transferir suciedad a tu rostro.

Acabado de la base

Una vez que has aplicado la base, es importante que la fijes con polvo translúcido para asegurarte de que dure todo el día. El polvo translúcido ayudará a controlar el exceso de brillo y a mantener la base en su lugar, evitando que se corra o se transfiera a lo largo del día.

Además, si deseas un acabado más luminoso, puedes aplicar un poco de iluminador en las zonas altas del rostro, como los pómulos, el arco de las cejas y el puente de la nariz. Esto ayudará a darle un aspecto radiante a tu piel y a resaltar tus rasgos faciales.

Retoque durante el día

A lo largo del día, es posible que necesites retocar tu base de maquillaje para mantener un aspecto fresco y radiante. Si notas que tu piel comienza a lucir brillante, puedes aplicar un poco de polvo translúcido en las zonas con exceso de brillo. También puedes llevar contigo una brocha o una esponja pequeña para retocar las zonas donde la base se haya desgastado.

Además, es importante tener en cuenta que la base de maquillaje puede oxidarse a lo largo del día, lo que significa que puede cambiar ligeramente de color. Por esta razón, es recomendable elegir una base que se adapte a tu tono de piel y que no cambie de color con el paso de las horas.

Conclusión

Aplicar correctamente la base de maquillaje es clave para lograr un acabado impecable y natural. Con los consejos mencionados anteriormente, podrás asegurarte de que tu base se vea perfecta y dure todo el día. Recuerda que la preparación de la piel, la elección de la base adecuada y la aplicación correcta son fundamentales para lograr un maquillaje impecable.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja un comentario