+VIDEO| ¿Cómo pintar correctamente tu cabello en casa?

Preparación previa

Antes de empezar a pintar tu cabello en casa, es importante realizar una serie de preparativos para asegurarte de que el proceso sea exitoso y que obtengas los resultados deseados. Primero, es fundamental elegir el color de tinte adecuado para ti. Si nunca has teñido tu cabello antes o si estás buscando cambiar drásticamente de color, es recomendable acudir a un profesional para que te asesore. También es importante realizar una prueba de alergia al tinte capilar 48 horas antes de la aplicación, ya que algunas personas pueden ser sensibles a ciertos ingredientes presentes en los tintes.

Además, es importante tener en cuenta el estado de tu cabello antes de teñirlo. Si tienes el cabello muy dañado o quebradizo, es aconsejable realizar un tratamiento de hidratación y reparación previo al proceso de coloración. De esta manera, tu cabello estará en mejores condiciones para recibir la coloración y el resultado será más uniforme y duradero.

Material necesario

Antes de empezar a pintar tu cabello en casa, asegúrate de tener a mano todo el material necesario para realizar el proceso de manera adecuada. Necesitarás un kit de tinte capilar que incluya el color deseado, el revelador, guantes, un aplicador de tinte, y otros accesorios como una capa para proteger tu ropa. También es recomendable tener a mano peines, pinzas y clips para dividir el cabello en secciones y facilitar la aplicación del tinte.

Además, es importante contar con una superficie plana y bien iluminada para trabajar, preferiblemente en el baño o en un lugar donde sea fácil limpiar cualquier mancha de tinte que pueda ocurrir durante el proceso. También es recomendable tener a mano una toalla vieja o una camiseta que no te importe manchar, para proteger tu piel y ropa durante la aplicación del tinte.

Aplicación del tinte

Una vez que hayas realizado todos los preparativos necesarios, es momento de aplicar el tinte en tu cabello. Para empezar, divide tu cabello en secciones y sujétalo con clips para facilitar la aplicación. Luego, sigue las instrucciones del fabricante del tinte para mezclar el color y el revelador en un recipiente no metálico.

A continuación, colócate los guantes y comienza a aplicar el tinte en tu cabello, empezando por las raíces y luego distribuyéndolo de manera uniforme por todo el cabello. Es importante trabajar de manera rápida y precisa para asegurarte de que el color se aplique de manera uniforme y no haya zonas sin teñir. Si es necesario, pide ayuda a alguien para llegar a las zonas más difíciles de alcanzar, como la nuca.

Una vez hayas aplicado el tinte en todo el cabello, deja actuar el tiempo indicado en las instrucciones del fabricante. No excedas el tiempo de exposición recomendado, ya que esto podría dañar tu cabello y afectar el resultado final. Una vez transcurrido el tiempo, enjuaga el tinte con agua tibia y aplica un acondicionador para cerrar la cutícula y dejar tu cabello suave y brillante.

Cuidados posteriores

Después de haber pintado tu cabello en casa, es importante tener en cuenta una serie de cuidados para mantener el color y la salud de tu cabello. Es recomendable utilizar productos específicos para cabellos teñidos que ayuden a prolongar la duración del color y a mantener la hidratación de tu cabello. Evita lavar tu cabello con agua caliente y utiliza tratamientos hidratantes con regularidad para reparar el daño causado por la coloración.

También es importante proteger tu cabello del sol, el cloro y el agua salada, ya que estos elementos pueden afectar el color y la textura de tu cabello. Siempre utiliza protectores solares capilares y gorras de baño para proteger tu cabello cuando estés expuesta a estos factores externos. Además, evita el uso excesivo de herramientas de calor como secadores y planchas, ya que pueden dañar tu cabello y hacer que el color se desvanezca más rápido.

En resumen, pintar tu cabello en casa puede ser una tarea sencilla si sigues los pasos adecuados y tomas las precauciones necesarias. Con el material adecuado, la preparación previa y los cuidados posteriores necesarios, podrás disfrutar de un cambio de look sin salir de casa y obtener resultados profesionales. ¡Anímate a experimentar con tu cabello y descubre un nuevo color que te haga sentir con más confianza y estilo!