Evangelio de hoy 5 de julio: “Él se levantó y le siguió”

Evangelio de hoy 5 de julio: “Él se levantó y le siguió”

El Evangelio de hoy, 5 de julio, nos presenta una de las escenas más poderosas de la vida de Jesús: la llamada de Mateo, el recaudador de impuestos. Este pasaje nos invita a reflexionar sobre la misericordia y el llamado de Jesús a seguirlo, incluso cuando parecemos estar alejados de Él.

En el Evangelio de Mateo 9:9-13, Jesús ve a Mateo sentado en su oficina de recaudación de impuestos y le dice: “Sígueme”. Mateo, sin dudarlo, se levanta y sigue a Jesús. Este gesto de Mateo nos enseña la importancia de la prontitud y la disposición para responder al llamado de Cristo. A pesar de su pasado como recaudador de impuestos, Mateo no duda en dejar todo para seguir a Jesús.

La misericordia de Jesús

La llamada de Mateo nos muestra la misericordia de Jesús hacia aquellos que son considerados pecadores o excluidos por la sociedad. Los recaudadores de impuestos eran vistos como traidores y pecadores por colaborar con el gobierno romano y enriquecerse a costa de su propio pueblo. Sin embargo, Jesús no juzga a Mateo por su pasado, sino que lo llama a ser parte de su grupo de discípulos.

Esta actitud de Jesús nos invita a reflexionar sobre nuestra propia capacidad para mostrar misericordia y compasión hacia aquellos que han cometido errores en su vida. Jesús nos enseña a no juzgar a los demás por su pasado, sino a acogerlos con amor y ofrecerles una oportunidad de redención.

El llamado a seguir a Jesús

La respuesta de Mateo al llamado de Jesús nos muestra la prontitud y la disposición que debemos tener para seguir al Señor. A menudo, podemos sentirnos intimidados o inseguros al enfrentar el llamado de Jesús en nuestras vidas. Sin embargo, la historia de Mateo nos recuerda que debemos confiar en la voluntad de Dios y estar dispuestos a dejar todo para seguir a Cristo.

Seguir a Jesús implica renunciar a nuestro propio egoísmo y comodidad para poner nuestros dones y talentos al servicio del Reino de Dios. Jesús nos llama a dejar atrás nuestro pasado y a abrazar la nueva vida que Él nos ofrece. Al igual que Mateo, debemos estar dispuestos a levantarnos y seguir a Jesús, sin importar las dificultades o los sacrificios que esto pueda implicar.

La importancia de la conversión

La historia de Mateo también nos habla de la importancia de la conversión en nuestra vida cristiana. Mateo, al seguir a Jesús, experimenta una transformación profunda en su corazón y en su forma de vida. De recaudador de impuestos corrupto, Mateo se convierte en un discípulo fiel y comprometido con la misión de Jesús.

La conversión es un proceso continuo en la vida de todo cristiano. Nos invita a examinar nuestras acciones y actitudes a la luz del Evangelio, y a estar dispuestos a cambiar aquello que nos aleja de Dios. La historia de Mateo nos recuerda que, a pesar de nuestros pecados y debilidades, siempre podemos encontrar el perdón y la misericordia de Dios si estamos dispuestos a arrepentirnos y seguir a Jesús.

El llamado a la misión

Al seguir a Jesús, Mateo se convierte en un instrumento de la misericordia y la gracia de Dios. Como discípulo de Jesús, Mateo se convierte en un evangelizador y anuncia la Buena Nueva a aquellos que más lo necesitan. Su experiencia de conversión y redención se convierte en un testimonio vivo del poder transformador de la gracia de Dios.

Este pasaje del Evangelio nos invita a reflexionar sobre nuestra propia misión como discípulos de Jesús. Estamos llamados a ser testigos de su amor y misericordia en medio de un mundo que tanto lo necesita. Al igual que Mateo, debemos estar dispuestos a levantarnos y seguir a Jesús en nuestra vida diaria, anunciando su Evangelio con valentía y generosidad.

Conclusión

El Evangelio de hoy, 5 de julio, nos invita a reflexionar sobre la llamada de Jesús a seguirlo con prontitud y disposición. La historia de Mateo nos muestra la misericordia y el amor de Jesús hacia aquellos que son considerados pecadores o excluidos. Nos recuerda la importancia de la conversión y la misión en nuestra vida cristiana. Que la historia de Mateo nos inspire a levantarnos y seguir a Jesús en nuestro camino de fe, siendo testigos de su amor y misericordia en el mundo.